¿Cómo se hace el aceite?

 

Utilizamos el método (DME), Método Directo de Micro Expulsión, comúnmente conocido como “prensado al frio”.  Este método es, sin duda, el mejor método para producir aceite de la mas alta calidad  ya que mantiene todos los nutrientes del coco. Además con este método también aseguramos la conservación del acido laurico en gran proporción.

Primeramente seleccionamos cuidadosamente los cocos para luego extraer su contenido y deshidratarlo suavemente a una temperatura de 45 °C.  De inmediato el material es prensado, filtrado y envasado en frascos de vidrio.

¿Cuánto tiempo se mantienen?

 

Debido a que utilizamos el proceso DME, nuestro aceite de coco (extra virgen) mantiene un nivel de acido graso (FFA) menor a 0.1% siendo así un aceite muy estable que no requiere refrigeración. Nuestro aceite de coco tiene un tiempo de vida útil casi infinita cuando se mantiene en las condiciones de almacenamiento adecuadas. Codificamos nuestros productos con una vida útil de un año para satisfacer los requerimientos legales para del etiquetado en el Ecuador.

Beneficios del aceite de coco en la cocina?

El aceite de coco soporta mucho mejor que el resto de los aceites las altas temperaturas, por lo que no se oxida rápidamente. Es decir, que se convierte en el más adecuado para freír, ya que los otros aceites pierden sus propiedades y generan compuestos perjudiciales cuando se exponen al calor provocando la formación de radicales libres y aumentando el riesgo de cardiopatías y cáncer.

La mayor ventaja del aceite de coco es su versatilidad culinaria, ya que mientras que, por un lado, aguanta muy bien las altas temperaturas, por otro, este aceite tiende a solidificarse con el frío, pudiendo aprovecharse en su forma sólida para dar cuerpo a distintos postres y recetas.